REFLEXIONANDO

Uno y muchos

 

VISITA DE UN SABIO

(2ª parte)

 Continuando con la publicación de algunos documentos para su devoto estudio, consignados en su época como “actas de reunión”, obtenidas y escritas con motivo de la visita que hiciera a Chile en el año 1965, el venerable Maestro Sri T.M. Janardana, en las que se puede apreciar la sabiduría reflejada en las respuestas que entregó, a las diversas preguntas formuladas por los asistentes a las reuniones, que sábado a sábado realizara la llamada “Juventud Yoga del SDM” existente en ese tiempo. Dichas reuniones contaban a su vez, con la augusta presencia del Maestro Sri Váyera (Don Benjamín Guzmán V.), los traductores, la Directiva Juvenil y asistentes en general.

Los textos de dichas actas se reproducen en forma textual:

REUNION 7 DE AGOSTO DE 1965

Estudio:

“Siguiendo con las preguntas al Maestro, en esta oportunidad se le formulan las siguientes: al meditar en la Divinidad y tratar de visualizarla ¿cómo se podría saber si la visión es real o solo un producto de la imaginación?

Respuesta: “La meditación en la Divinidad se comienza por colocar el pensamiento en forma constante en Ella y solo una vez que la mente se aquiete completamente, se podrá visualizar.”

“El aquietamiento de la mente se puede obtener por el proceso del continuo pensar en la Divinidad. Cuando se está pensando, no se ve, pero sí una vez que la mente se aquiete. En ese momento de aquietamiento se recibe como un rayo de luz, y debe tratarse de prolongar al máximo la quietud mental para hacer persistir esta luz”.

Pregunta: “¿Dónde se visualiza la Divinidad y cómo?”

Respuesta del Maestro:

“La Divinidad está siempre en el corazón, pero la meditación se hace en el entrecejo, por encontrarse ahí el poder de visualizar el reflejo del contenido del corazón”.

Pregunta: “¿Cómo se podría distinguir la Divinidad de las formas mentales?”

Respuesta: “Cuando solo se piensa en la Divinidad y vienen otras formas mentales, es que no se está bien atento. Lo importante es tener la impresión del relámpago, mientras no se tiene esta sensación, no son más que formas mentales”.

“Cuando se logra esto, o sea la visualización del relámpago, la única actitud es esperar que se prolongue lo más posible este momento. Una vez adquirido ese momento, sin esfuerzo alguno será arrastrado más y más. Lo primordial es tener la primera percepción”.

Pregunta: “¿A qué se debe que algunas personas durante la meditación sientan el caer de cataratas de ríos, sonidos de campanas, el cantar de pajaritos, etc.?”

Respuesta: “Generalmente ocurre todo esto antes de obtener la Luz, o sea, es una señal de progreso espiritual”.

“Para alcanzar la Luz, se debe comenzar con la meditación Saguna, o sea en Brahm (Dios) con forma, ubicando a Sri Bhagavan Narayana en el corazón. Una vez que se visualiza se puede decir que se ha dado el primer paso.” Nirguna Dhyana es el segundo paso y es cuando se obtiene la llama y se ve dentro de ella al Iswara. Es decir, en Saguna Dhyana se obtiene la forma, en Nirguna la llama del tamaño del dedo pulgar y dentro de ella, el Iswara y finalmente el Suddha Dhyana, en que la llama que se ha obtenido de las anteriores meditaciones, se expande llegándose a convertir en la Luz de millones de soles. A personas como Aryuna, no le era posible soportar tal Luz. Esta meditación requiere gran austeridad, y haber comenzado por las meditaciones Saguna y Nirguna. Aun cuando se comience haciendo la Suddha, siempre vendrá la primera meditación, que es la con forma”.

Pregunta: “¿Se pueden hacer quince minutos en cada uno de los Dhyanas?”

Respuesta: “Se puede hacer solo para practicar, pero para lograr el objetivo, es preferible comenzar por la primera, ya que como somos seres humanos, tenemos mayor facilidad para la forma”.

Pregunta: “¿Porqué hay tres meditaciones progresivas, si en todas ellas se realiza a Narayana?”

Respuesta: “Estas meditaciones se hacen en forma progresiva debido a que nuestra mente es limitada y debemos comenzar por visualizar a Narayana y después comprender el Cosmos”.

Pregunta: “¿Hay alguna diferencia en visualizar a Narayana, a Sri Yoga Devi u otro Maestro en el corazón?”

Respuesta: “Se puede visualizar a cualquier persona que se considere Dios, la estructura externa no significa nada. Pero nosotros como pertenecemos al Suddha Dharma, debemos visualizar a Sri Bhagavan Narayana”.

Pregunta: “¿Cómo debe ser la forma de Sri Bhagavan Narayana?”

Respuesta: “Uno se imagina una forma perfecta, dándole todos los atributos superlativos: el más generoso, el más bondadoso, el más inteligente, etc., atribuyéndole al concepto, todas las concepciones.”

Pregunta: “En caso de los japas, ¿dónde se visualiza el pensamiento de Sri Bhagavan Narayana?”

Respuesta: “Durante la repetición se enfoca entre las cejas, pero siempre pensando que se encuentra en el corazón”.

Pregunta: “¿Se puede visualizar a Narayana sin forma en el corazón?”

Respuesta: “Para comenzar se debe visualizar con forma, lo más importante es el concepto, no las formas que se le dé. No existe la meditación sin amor y si se medita en Dios, es porque se le ama.” Y como última pregunta se le hace la siguiente: “El pedir a los Maestros para sí mismo, ¿es egoísmo, o hay que esperar que ellos le den?”

Respuesta: “Todos los seres humanos somos egoístas y no hay nada de malo en pedir a la Divinidad. Una vez que veamos a Dios, estaremos satisfechos y no tendremos necesidad de pedir”.

En nombre de la Jerarquía se cierra la sesión.

(Próximamente se publicarán nuevas actas)

OM NAMO NARAYANAYA.

Los Editores.

 

 (Cualquier pregunta acerca de este tema, pueden ser dirigidas a través de botón de Contacto o al mail: badrasena@gmail.com)

 

image_pdfimage_print